Publicado: 7 de Marzo de 2020

Si estás pensando en ponerte extensiones de pestañas debes saber, antes de someterte a dicho procedimiento, las diferentes opciones que tienes a tu disposición. 

Lucir una mirada con volumen, intensidad y profundidad ha obsesionado a lo largo de la historia a las mujeres de todo el mundo. Dicen que las cejas pueden cambiar por completo la expresión de un rostro, pero la función de las pestañas es prácticamente similar, de ahí que el mundo de la cosmética haya ido evolucionando en busca del rímel perfecto. Pero, en numerosas ocasiones, este producto no es suficiente ya que hay casos en los que las pestañas son débiles, poco pobladas o cortas y es entonces cuando recurrir a otros tratamientos es casi un imprescindible.


Con el paso del tiempo las técnicas han ido evolucionando ofreciendo diferentes alternativas a las clásicas postizas.


Tratamiento estético que permite lucir una mirada radiante, incluso recién levantada de la cama, y sin maquillaje.

Levantarse con una mirada radiante es el sueño de muchas mujeres y con las extensiones de pestañas es posible. Esos selfies sin maquillaje que famosas e influencers comparten en sus redes, además de filtros, esconden algún secreto, como las extensiones de pestañas.



Las extensiones de pestañas son un universo complejo. No hay un único tratamiento. Puedes elegir el número de pestañas, su grosor y también la curvatura. Según estas tres variantes conseguirás una mirada natural o más sofisticada, un efecto ojos de gata, eyeliner, etc. Son tratamiento personalizado. 

Tratamientos en los analizamos las pestañas naturales de las pacientes, su curvatura, su longitud y su grosor, y también la forma del ojo, y así aconsejamos las extensiones de pestañas más adecuadas, para realzar su mirada y darle el efecto deseado acorde a ella.

¿Qué pasará con mis pestañas? 

Siempre que se ponga la extensión correcta no habrá ningún problema. La sobrecarga es una parte muy importante a controlar en nuestro trabajo. Lo principal es que el técnico guíe al cliente para conseguir el resultado que busca. A todas nos encantaría que nuestras pestañas fueran más largas, más espesas... pero a todas no nos sientan bien el mismo tipo de pestañas.

Materiales de las extensiones de pestañas.

Las extensiones más habituales son de seda, polyester o de pelo de visón.

Seda

  • Son mucho más fino y flexible así como más ligero lo que hace que se adhieran por más tiempo a la pestaña natural que las sintéticas proporcionándote así una mirada perfecta más duradera. 

  • Se trata de una opción ideal para mujeres cuyas pestañas son más débiles y finas.

Polyester o pestañas sintéticas.
  • Hechas de un material pulido y acrílico. 

  • Son las más rígidas y robustas y es precisamente esa firmeza lo que hace que mantengan perfectamente su curvatura, sin duda, una de sus grandes ventajas. 

  • Resultado más dramático y llamativo.

  • Pestañas son mucho más brillantes que el resto.

  • Existe una amplia variedad de grosores y curvaturas. 

  • Se recomienda utilizarlas en mujeres que tengan pestañas sanas y densas ya que al ser un poco más gruesas que las demás son también más pesadas. 

Naturales
  • Pelo natural animal, visón siberiano.

  • Pelo que las empresas aseguran haber obtenido sin dañar al animal y que tras ser esterilizado se clasifica manualmente según la longitud y la forma. 

  • Son mucho más finas, suaves y sedosas.

  • Mayor inconveniente es que al mojarse pierden la curvatura y por tanto habrá que recurrir a un rizador para volver a darles forma. 

  • Tiene mayor porcentaje de producción de alergias.

  • Su aspecto es el más natural de todos. 


Caracteristicas del tratamiento:

  • La técnica es indolora para la paciente.
  • El tratamiento puede durar desde 40 minutos hasta hora y media.
  • Se requiere mucha precisión para elegir las pestañas naturales más gruesas y pegar allí la extensión.
  • Sí se usan adhesivos, pero es un adhesivo médico, homologado, y no puede entrar en el ojo.
  • No podemos poner las extensiones en ojos que tengan infecciones o alergias.
  • No hay inconveniente si usas lentes de contacto (aunque tendrás que quitártelas para hacerte el tratamiento).
  • Las extensiones de pestañas suelen durar entre 3 y 4 semanas.
  • Tendrás que acudir cada 2 - 3 semanas al mantenimiento.
  • No mojarlas hasta que no hayan pasado 48 horas, tampoco deben estar en contacto con vapores, saunas o aceites". 

  • No debes usar máscara de pestañas y tampoco desmaquillante de ojos, sobre todo si contiene aceites, porque dañarían las extensiones.

  • Sí puedes usar desmaquillantes de base acuosa.