Publicado: 16 de Diciembre de 2019

LA PIEL


La piel es el órgano más pesado del organismo y más grande, que está constituida por 3 capas, de diferente composición y diferentes funciones.


- La Epidermis:

La capa más externa.

Es aquella que nos protege y nos relaciona con el exterior.

Nos aporta la coloración de la piel.

Esta está compuesta de 5 capas: en la más interna se encuentran células vivas y en constante reproducción (queratinocitos y melanocitos), que van subiendo, deshidratandose, repletas de melanina (pigmento natural de la piel) y aplanandose, hasta morir y desprenderse de la piel. por lo que la capa más externa  son células muertas, deshidratadas y repletas de pigmento a punto de desprenderse. Gracias a esto se produce la famosa renovación celular.


-

La Dermis


La capa intermedia de la piel.

Es una segunda línea protectora, contra los golpes.

Está bien irrigada y gracias a la gran cantidad de vasos sanguíneos es la encargada de nutrir a la epidermis.

También es la responsable de la turgencia, flexibilidad y sostén por su gran contenido de fibras de colágeno y elastina.

Las capas profundas de la dermis contienen folículos pilosos con sus músculos lisos erectores de pelo(encargados de la piel de gallina), glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas.

También tiene función sensitiva, ya que tiene las células y estructuras nerviosas encargadas de sentir: presión, calor, frío, suavidad, dolor, cosquillas, templado...


- La Hipodermis

La capa más interna de la piel.

Está compuestas de células que contienen y guardan las grasa llamadas Adipocitos, por lo que es como un cojín de grasa que protege contra impactos. También es el principal almacenamiento de energía del organismo.

Ayuda a mantener la temperatura del organismo y sirve de apoyo a estructuras como las raíces del pelo.Esta capa profunda de la piel actúa como una interfaz entre la piel y los órganos como los huesos o los músculos...




Keisy Martínez